29/12/11

Desdoblamiento del tiempo

Algunas claves para comprender y aplicar la Teoría del Desdoblamiento de Jean Pierre Garnier-Malet

 

-EL DESDOBLAMIENTO DEL TIEMPO

Todos estamos “aquí y ahora”, en el presente. De la misma manera todos tenemos un pasado y también tenemos un futuro, que está por llegar.

  • Pasado
  • Presente y
  • Futuro.

coexisten en un eterno “ahora”.  Esto quiere decir que todo está ocurriendo ahora. Pasado, presente y futuro están ocurriendo ahora, aunque a diferentes frecuencias, a diferentes velocidades.

El pasado transcurre a una velocidad muy lenta para nosotros.
El presente va más rápido que el pasado y más lento que el futuro.
El futuro va super rápido para nosotros.

Imaginemos tres coches, el primero va una velocidad muy lenta, casi nos parece que está parado. El segundo va a una velocidad mucho más rápida, de tal forma que no puede ser visto por el primero y el tercero va a la velocidad de la luz de tal manera que tampoco puede ser visto por los dos anteriores.

Al ir a la velocidad de la luz, el tercero ve oscuridad a su alrededor, todo está oscuro. Cuando vamos a toda velocidad, no podemos observar con detalle el paisaje, árboles, personas, objetos, lo vemos todo oscuro.

Así para mí el coche de en medio, el del presente, estoy en la luz y el tercer coche, el del futuro está en la oscuridad.
Para el futuro él está en la luz y yo en la oscuridad.
De esta forma no nos podemos ver con los ojos físicos. Pero sí nos podemos percibir de otras maneras, una de ellas es sabiendo que hay algo más.

Esto es lo que nos ocurre, que vamos a tres velocidades diferentes y no podemos comunicarnos claramente entre nosotros mismos en los otros espacio-tiempo (pasado-presente-futuro).

Pero ahora, tenemos mucha suerte porque  desde 1.984 se producen las llamadas “aperturas temporales”, aperturas entre los diferentes tiempos –pasado, presente y futuro-.

Y desde el 10 de Diciembre entramos en la “primavera consciencial”, vamos a empezar a tomar conciencia.

Con estas “aperturas temporales” nos va a ser más fácil ponernos en contacto con nosotros mismos en estos otros espacio-tiempo, en estas otras dimensiones.

Los griegos descubrieron que había un desdoblamiento de los tiempos debido a aceleraciones sucesivas de su transcurrir.

El pasado transcurre a una velocidad.
El presente transcurre a otra velocidad, (diferente de la del pasado) más acelerada.
El futuro transcurre a una tercera velocidad más acelerada que las dos anteriores.

Pasado, presente y futuro transcurren en el mismo tiempo aunque a diferentes velocidades.

Y para vivir necesitamos un pasado, un presente y un futuro al mismo tiempo.


Imaginemos 3 bolas o coches, cada uno va a una velocidad diferente:

O      (Yo pasado)

                               O            (Yo presente)

                                                                          O     (Yo futuro)

En la bola de en medio es donde yo tengo mi conciencia, en el presente.
Los tres tiempos coexisten a diferentes frecuencias.

Mi Yo en el pasado no puede ver a mi Yo en el presente, porque para él Yo voy demasiado rápido, está oscuro.

Yo en el presente no puedo ver a mi Yo en el futuro, porque éste va demasiado rápido, está oscuro.

Por lo tanto sólo puedo ver la luz en el  presente.

El Doble (nuestro “yo”, en otra dimensión) es el que conecta con el pasado y va al futuro para resolver. El doble es el que conecta conmigo.

El pasado transcurre tan despacio que nos parece quieto.

Un “Doble” experimenta muy rápidamente nuestro futuro y, por estas aperturas imperceptibles entre los dos tiempos, se producen intercambios permanentes de informaciones que nos llevan por el buen camino.

Platón en “Timeo-Critias” (5 siglos antes de JC) ya decía:
“Se trata de divisiones del tiempo. Ciertamente decimos que:

Él “era”, “es” y “será”, pero a decir verdad, sólo la expresión él “es” se aplica al Ser que es eterno”.

Necesitamos usar el futuro para vivir bien el presente.

Nos encontramos al final de un período de desdoblamiento de los tiempos (25.920 años). El final –de un ciclo de división- de los tiempos que vivimos actualmente.

Desdoblarse para explorar un espacio, no es ninguna imaginación, es una ley física que permite crear el mejor futuro antes de vivirlo.

Desde 1984 se producen las llamadas   ”aperturas temporales”, o sea, aperturas entre los tiempos.

 Lo que ocurre es que estas “aperturas temporales” son imperceptibles para nosotros, son aceleradores del transcurso del tiempo que nos arrastran hacia otros espacios a velocidad prodigiosa.

Debido a nuestra percepción discontínua y a la rapidez de nuestros viajes, nunca tenemos tiempo de observar nuestras idas y venidas en otro tiempo. Sería como las imágenes de una película o la luz estroboscópica de una discoteca, la cual nos permite concebir dos realidades al mismo tiempo:

  • Una luminosa, perceptible y
  • Otra oscura imperceptible o invisible, aunque igual de real.

Así podemos decir que el desdoblamiento pone luz en la oscuridad.  “Y Dios separó la luz de las tinieblas” dice la Biblia, expresando así una realidad física.

Las civilizaciones antiguas sabían que el presente separaba la luz creadora de las tinieblas en donde se escondían potenciales peligrosos.
Los tiempos imperceptibles son siempre tiempos reales pero oscuros, en donde se fabrican futuros instantáneos. Sin estos potenciales, la vida es imposible.

Nuestro doble es el viajero del séptimo tiempo. Un viajero que va al futuro a la velocidad de la luz, toma la información necesaria para nuestra supervivencia y nos la transmite en momentos imperceptibles, mediante intuiciones y premoniciones.
Por tanto hay un intercambio de información entre Yo en este espacio-tiempo y mi otro Yo –o Doble- en otro espacio-tiempo.

La teoría de Paul Lagevin dice que viajar a la velocidad de la luz hace envejecer más lentamente, porque el tiempo transcurre más lentamente. Por lo tanto nuestro Doble vive en un tiempo ralentizado. Pero es que nuestro Doble somos nosotros mismos. Somos nosotros mismos los que viajamos a la velocidad de la luz explorando nuestros futuros potenciales.

(Qué es un futuro potencial? Es un futuro que yo misma he creado con mis pensamientos e ideas)

Si yo viajo a la velocidad de la luz todo lo que me rodea es oscuro, es oscuridad. Si me paro, veo (cuando meditamos nos paramos y empezamos a “ver”). Si voy en coche a mucha velocidad, casi no puedo apreciar a las personas que pasan por alrededor.

Mi doble viaja en la velocidad de la luz por eso no me puede ver. Para él, él está en la luz y yo en la oscuridad.

Para mí yo estoy en la luz y él en la oscuridad, por eso yo no lo puedo ver.

Por eso no nos vemos, porque estamos a diferentes velocidades. Aunque en estos momentos en los que nos “paramos”, frenamos la velocidad (meditación) es cuando se puede establecer el contacto y la comunicación.

  • Estas “aperturas temporales” nos unen al pasado y al futuro.
  • Para el bien vivir es necesario conocerlas y controlarlas.


El próximo 10.12.12 se abren todavía más estas aperturas y entramos en la llamada “Primavera consciencial” durará hasta el 30 de Noviembre del 2013.

Ahora es el momento de ponernos en contacto con nosotros mismos en otro espacio-tiempo, porque estas “aperturas temporales” están a punto de cerrarse. Por ello está todo tan acelerado.

El Apo-calypsos es el final de desdoblamiento de los tiempos y cuando todo lo “oscuro” será revelado.

Todo el universo tiene su doble. Todo el universo es fractal, todo se repite, así que todos tenemos nuestro doble y éste, a su vez tiene el suyo.

El presente actualiza futuros potenciales creados por el pasado. (Yo en el pasado emití un pensamiento, pensaba en base a unas creencias determinadas. Este pensamiento lo actualizo yo, ahora).

El futuro está lleno de potencialidades, que yo, en mi desdoblamiento tengo la oportunidad de escoger.

El presente es la actualización de un futuro potencial -ya vivido en un futuro que yo había creado en el pasado-, es por eso que nuestro futuro está detrás de nuestro presente.

Al entrar en contacto con nuestro doble desarrollamos la anticipación. Las intuiciones, las premoniciones.

Yo era ---   pasado
Yo soy ---   presente
Yo seré---  futuro

Y todos ocurren al mismo tiempo, aunque a diferentes frecuencias.

O sea que el presente no es más que el regreso de un futuro que yo había creado en el pasado. Es una actualización.

Es recuperando el principio vital de intercambio de informaciones con nuestro “doble” durante nuestros sueños que podremos por fin conocer el objetivo de nuestra vida y encontrar el equilibrio capaz de reconducirnos a él.

El llamado “Sueño paradoxal”

El sueño paradoxal no es el único momento –las aperturas temporales están a nuestra disposición de contínuo- pero es el más importante.

Ciento diez minutos para intercambiar informaciones.  R.E.M.

Nuestro doble está a nuestro servicio y lo ignoramos. Está esperando poder transmitirnos los mejores instintos de supervivencia.

Ahora podemos saber quién descuelga (el teléfono), quién nos oye, quién nos contesta. Nuestras comunicaciones vitales pueden establecerse hacia el futuro oscuro o hacia el pasado luminoso.

Cualquier idea desencadena inmediatamente una experiencia en el futuro. Al controlar nuestras ideas podemos mejorar nuestro futuro y el de todos.

¿Cómo podemos ponernos en contacto con nuestro Doble?

Controlando el momento en el que nos dormimos. Esto nos permite controlar el intercambio de informaciones deseadas.

Si no nos queda el recuerdo, no pasa nada, pues nuestro cuerpo recibe las indicaciones que le permiten tener mejores instintos de supervivencia. Nos lo comunica a veces poco a poco y otras veces rápidamente.

(Una parte de nuestro cerebro llamado límbico, memoriza los peligros pasados para evitarlos instintivamente.)

Si el pasado y el futuro están al servicio de la vida, entonces nada es imposible.

En nuestra memoria, el futuro está tan presente como el pasado. Este conocimiento es innato y es vital.

Los sueños pueden llevarnos a cambiar nuestro futuro y de esa manera a transformar nuestro presente.

Es nuestra manera de vivir y de pensar la que ha desencadenado nuestro desequilibrio y tan sólo, nuestra manera de vivir y de pensar puede volver a poner orden a nuestros desórdenes. Sin embargo, saber con certeza que el futuro preexiste en nuestro presente, nos obliga a controlar y a modificar nuestro porvenir antes de “actualizarlo” en nuestro presente.

Basta con prepararnos a bien soñar por la noche para vivir bien durante el día.

Espacio y tiempo no están concebidos para curar los enfermos sino para evitar las enfermedades. Y ¿Cómo lo hacemos? Modificando nuestros pensamientos y nuestros proyectos.

Así:

Es necesario controlar el momento en que nos dormimos para poder beneficiarnos de una noche enriquecedora. ¡Controlar nuestros pensamientos antes de quedarnos dormidos!

Pitágoras: “Los Versos de Oro” Ed. Troquel 1994:

“Acostúmbrate a controlar tu sueño… y no dejes que el dulce sueño se apodere de tus lánguidos ojos sin antes haber repasado lo que has hecho en el día.”

El día nos aporta problemas que siempre podemos resolver por la noche mientras dormimos.

El saber que el día siguiente será mejor que el mismo día nos alegra el corazón.

Tenemos la certeza de que nuestro doble nos soluciona nuestro futuro.

El cuerpo energético

Nuestro “Doble” no es el cuerpo astral o etérico del que algunos hablan. Es verdaderamente otro “yo”.

El cuerpo visible explora el espacio en nuestro tiempo, el otro, totalmente imperceptible para nosotros, viaja en los diferentes tiempos de nuestro desdoblamiento.  De manera esquemática podemos decir que un cuerpo energético informa nuestro cuerpo físico.

Nuestro organismo posee una característica común en el universo:

Toda partícula emite y recibe ondas.

El movimiento de desdoblamiento obliga a las partículas a seguir bifurcaciones: hay veintisiete principales. Cada una de ellas forma una letra del alfabeto griego.

Tres letras del alfabeto griego olvidadas y ahora descubiertas por el físico francés Jean Pierre Garnier Malet, nos dan a entender que de un pequeño alfa pasamos a un gran Omega. Se trata de un simple cambio de escala:

El horizonte de una partícula se convierte en partícula de un horizonte aún mayor.  –alfa minúscula- -Omega Mayúscula-

una partícula de un cuerpo es la menor porción de materia de ese cuerpo que conserva sus propiedades químicas. Pueden serátomos, iones, moléculas o pequeños grupos de las anteriores especies químicas. (Wikipedia)
Física de partículas, parte de la Física que estudia los componentes elementales de la materia y las interacciones entre ellos.

Partícula:
1   Parte muy pequeña de alguna cosa o cuerpo muy pequeño: las partículas de polvo se posan sobre los muebles.
— elemental En física, partícula fundamental de la materia que no puede dividirse en otras más pequeñas: hasta el s. xix se creía que el átomo era la partícula elemental de los cuerpos; las partículas elementales más pequeñas son los quarks.

La materia posee:

  • 1 parte corpuscular (cuerpo)
  • 1 parte ondulatoria (energía)

Si lanzamos una piedra al agua vemos que se forma una onda circular que se desplaza. Es la onda de la piedra. Cuanto más grande sea la piedra, más grande es la onda.

Las ondas transportan informaciones.
Cada uno de nosotros emitimos una onda. Si estamos en igual resonancia con otros, esta onda se amplificará.
Las ondas pueden añadir sus efectos: entran en resonancia. (puente y soldados).

Como las aperturas temporales nos hacen navegar sobre varios ríos del tiempo en todo momento, nuestro cuerpo es una piedra en un mundo y una onda en otro.

(pájaro y mosquito pag. 31-32)

Todo organismo emite y recibe informaciones para vivir y sobrevivir. (Tsunami).

Nuestro organismo (parte corpuscular) se beneficia de contínuo de cambio de informaciones de su parte energética (ondulatoria).

Este cuerpo energético (nuestra parte ondulatoria) es capaz de desplazarse muy rápidamente y de volver a yuxtaponerse al cuerpo físico (corpuscular) con informaciones vitales que el agua de nuestro organismo transmite por todo para hacernos vivir.
Más rápidos que la luz estos viajes modifican nuestra percepción así como nuestro tiempo de vida.

Un coche que va muy despacio no puede percibir a otro que se desplaza a la velocidad de la luz. A la velocidad de la luz solo podemos percibirlo a una fracción de mil millonésima de segundo: es como decir que es invisible.

Nuestro regreso es tan imperceptible como nuestra partida y cada instante permite la actualización instantánea de futuros posibles desencadenados por nuestras preguntas antes del viaje de nuestro cuerpo energético.

  • Un futuro puede expulsar a otro instantáneamente.
  • Nunca hay predestinación.
  • No hay lugar para la casualidad, pues el presente será un futuro potencial ya vivido de manera más rápida en otro lugar y que actualizamos en nuestro tiempo de vida.
  • Nuestro cuerpo para sobrevivir, recoge del futuro las informaciones que puede captar en su presente.
  • Esta “actualización” instintiva es personal. Depende de cada uno de nuestros proyectos, de nuestros pensamientos. Pensar que algo es imposible, lo suprime. Si pensamos que nuestra creencia es buena, entonces, con toda seguridad, siempre obtendremos la prueba que es digna de fe. Habremos actualizado un futuro potencial que nuestra fe habrá creado en el pasado.
  • Nuestro cuerpo necesita contínuamente instrucciones de futuro.
  • Nuestro Doble debe seleccionar nuestros futuros antes de que los actualicemos. Él conoce nuestras preguntas, por lo tanto sólo él es capaz de saber si los potenciales que le creamos en un tiempo acelerado tienen que ver o no con nuestras respuestas.
  • Él también posee un cuerpo energético capaz de salir de su cuerpo físico para ir a buscar las informaciones vitales en las aperturas de su tiempo.
  • Sólo el intercambio de nuestros cuerpos energéticos nos permite saber si vamos por el buen camino, y esto se lleva a cabo por la noche. Lo volveremos a hacer volviéndonos despreocupados como cuando éramos pequeños.
  • Este otro Yo (que muchos llaman maestro, ángel, guía, Dios…) es nuestro vínculo con la inmortalidad –una parcela creadora en un tiempo diferente al nuestro-, en un más allá de nuestras percepciones habituales, es decir en un invisible totalmente real.
  • El tiempo tiene la particularidad de desdoblarse, ralentizándose y acelerándose para así ponerse al servicio de aquél que explora un espacio. Fluyendo de vez en cuando tiene apariencia de continuidad.
  • Volver al equilibrio significa poner nuestros pensamientos sobre los raíles adecuados.
  • Los sueños nocturnos permiten volver a poner orden en cualquier desorden.
  • El tiempo se divide para que podamos vigilar nuestro futuro. Para ello buscamos momentos en los que nuestro cuerpo nos sumerge en la inconsciencia. Momentos en los que la conciencia se modifica –trance, baile, canto…-para captar el futuro. (Momentos en los que paramos la mente).
  • Un buen sanador actualiza en el presente el potencial de curación.
  • Solo nuestro doble conoce nuestras preguntas del pasado, aquéllas que nos hicimos juntos antes de nuestro nacimiento.
  • Es preciso pedir a nuestro doble cada noche que compruebe los potenciales que hemos construído durante el día para, así, actualizar el mejor.
  • El principio fundamental: que nos hace vivir en el futuro antes de tomar acción en el presente es imprescindible y fundamental.

Un movimiento de desdoblamiento divide el tiempo para separar el presente, del pasado y del futuro.

Nuestro nacimiento nos arrastra a nuestro tiempo para fabricar futuros potenciales. Nuestra muerte nos saca de ellos, proporcionando de manera instantánea la mejor respuesta a nuestras preguntas del momento. Estaríamos preparando nuestros instintos de supervivencia en un “más allá” de nuestro tiempo.

  • Pasado, presente y futuro son tres realidades simultáneas transcurriendo a velocidades diferentes.

  • Así puedo decir:
  • Yo era
  • Yo soy y
  • Yo seré en el mismo tiempo aunque a diferentes frecuencias.

S. Juan Yo soy el alfa y el omega.

Ahora bien:

  • El futuro potencial no debe ser modificado mientras se fabrica, si no, la respuesta ya no corresponderá con la pregunta.
  • Los intercambios de información sólo pueden ir del pasado al presente o del presente al futuro, pero nunca del pasado al futuro. Así pues:
  • El presente separa la luz de las tinieblas.
  • Es pues preciso ser dos para intercambiar informaciones entre el pasado y el futuro, que están separados por 7 tiempos sucesivos. Uno de ellos viaja entre su presente y su futuro y el otro entre ese futuro (que es su presente) y el futuro de ese futuro (que es su propio futuro).
  • Así pues, las tres realidades presentes –pasado, presente y futuro- son accesibles al mismo tiempo por intercambios de información en las aperturas temporales.  (45)
  • El Ana-g-elos es un simple explorador o “ mensajero del séptimo tiempo” –Ángel- o Agguelos  en griego.
  • 7 tiempos separan el pasado del futuro, siendo el cuarto tiempo intermediario el presente.

Certeza

Tener la certeza de la inmortalidad en los siete tiempos del Creador

“Pistis” =  Certeza

Aquél que utiliza su desdoblamiento tiene la certeza de que su doble le asegura el mejor presente a cada instante.
Está listo para darnos todas las informaciones necesarias en cuanto se lo pedimos. Él es el único que puede darnos las mejores ideas creadoras puesto que él es “yo” y cuenta con nosotros para crearnos a “nosotros” el mejor porvenir.

Con él volvemos a ser el alfa y el omega, es decir “el ser realizado” en armonía con el Muy-Elevado

Pasado ---  presente ---  futuro

Tres realidades simultáneas que evolucionan a velocidades diferentes.

El final de los tiempos permite a las tres realidades descubrirse en el mismo tiempo.
Apo-calypsos  -descubrimiento de lo escondido-.

Cada criatura rehace su unidad con su doble, entendiendo de esta manera lo que el Creador deseaba en su futuro.

El objetivo de un desdoblamiento de los tiempos es que el Creador obtenga respuestas a sus preguntas antes de que sus Criaturas hayan tenido tiempo de responder a ellas.

Cada criatura vive en función de las preguntas que forman su conciencia del momento. Las instrucciones que cada célula de su organismo recibe a cada momento, dan a su cuerpo sus instintos de supervivencia. 

En cuanto a su mente, recibe las sugerencias del Creador en forma de intuiciones y de premoniciones las cuales desencadenan sus propias interrogaciones. Estas generan respuestas inmediatas en el futuro que no es sino el presente de los dobles. (48).

El objetivo de nuestro desdoblamiento es hacernos evolucionar tranquilamente en el tiempo y el espacio de nuestra elección.

Debemos volver a los 7 tiempos del Creador. Estamos aquí para destruir los potenciales peligrosos e inútiles creados al entrar en el desdoblamiento peligroso y mortal de los últimos 25.000 años y volver a aquéllos 7 tiempos del Creador. Esto solo es posible encarnándonos en el presente. De esta manera servimos de trampolín a nuestro doble, quién, con su cuerpo energético, puede ir del pasado a nuestro futuro para arreglar nuestros potenciales lo mejor posible.

Otro Yo “vela” por nosotros, sólo tenemos que quedarnos dormidos como lo hace un bebé confiado. Con la “certeza” de que mañana será un día mejor.

Cuando estamos seguros de recibir ayuda en todo momento y en todo lugar, esta confianza se vuelve un automatismo saludable.

Ahora sabemos que vivimos a dos en dos tiempos diferentes. Estar en este conocimiento nos hace alinearnos con nosotros mismos. Tenemos así la sensación de saberlo todo instintivamente, sin tener que pensar en nada. Nuestro cuerpo es un receptáculo de informaciones necesarias que nuestro “doble” llena en cuanto puede, sin que sintamos su presencia.

La anticipación:

Nuestro aspecto ondulatorio nos permite anticipar un futuro y evitar peligros inútiles. (barcos y rádares)

El hombre también emite y recibe ondas y todas sus células hacen lo mismo.

Podemos modificar un futuro potencial peligroso, con un sencillo intercambio de información: con un pensamiento contrario y tranquilizador, reina de nuevo la paz en el futuro.
La ley de los tiempos es sencilla: “Si nadie en la Tierra pensara en matar, no existiría ningún futuro potencial asesino y la actualización de un asesinato sería totalmente imposible.”

Si nuestra rabia inicial fabrica un futuro nocebo (nocebo de latín nocere = perjudicar), nuestra responsabilidad es total en el crimen que se limita a actualizar este potencial. (pensamiento + sentimiento).

Es fundamental aprender a conocerse de manera acelerada en otro tiempo, para saber hacerse las preguntas adecuadas en el presente y no actuar o pensar en función de potenciales colectivos opuestos a los nuestros.

Todo desorden corporal no es más que el resultado de la actualización de un mal futuro que debería desaparecer encontrando el bueno. Lo mismo ocurre con problemas financieros.

Nuestra percepción define el momento presente:

  • Nuestra percepción fija los objetos en un presente actualizando uno de sus futuros potenciales.
  • Querer a aquél que nos detesta puede anular su agresividad si este último sabe escuchar sus intuiciones.
  • La elección entre el odio y el amor es una energía que se refuerza en el futuro.
  • Los instintos y las intuiciones crean sólidas barreras frente a los más peligrosos precipicios.

Pasado, presente, futuro son tres realidades análogas:

  • Es necesario controlar, seleccionar y orientar cada uno de nuestros pensamientos para disponer en nuestro futuro de un buen potencial.
  • Nuestras células, una piedra, el viento, la lluvia, el riachuelo, el río, el océano, la fauna, la flora, todos ellos esperan de nosotros los mejores futuros.
  • Somos los creadores de lo que imaginamos de los otros.
  • Si imaginamos una lluvia providencial, las nubes pueden venir en nuestra ayuda siempre que un potencial semejante exista ya en nuestro futuro.
  • Si bendecimos los alimentos antes de tomarlos, amplificamos sus propiedades saludables para nosotros.
  • Nuestro cuerpo reclama a cada momento buenas informaciones anticipativas para ser capaz de hacernos evolucionar en un bienestar contínuo.
  • Las preguntas, deseos y ganas de nuestro doble deberían volverse nuestras intuiciones y premoniciones espontáneas y deberían formar nuestra conciencia. Podríamos así memorizar sus consejos sin tener tiempo de darnos cuenta. Actuaríamos en consecuencia intentando responder a sus preguntas que nos llegarían de contínuo por “sus” aperturas temporales.

Los intercambios de informaciones entre pasado y futuro:

  • Sólo los intercambios de información con nuestro doble pueden darnos instintos e intuiciones saludables.
  • Es necesario saber controlarlos.
  • Pasado, presente y futuro son tres realidades inobservables en el mismo tiempo y, sin embargo, interdependientes, porque sin pasado y sin futuro no puede existir ningún presente.
  • Ahora bien, sólo podemos obtener informaciones en los siete tiempos de nuestro desdoblamiento que separa el pasado del futuro.
  • Para sobrevivir en su presente, nuestro doble usa, él también, el futuro que le fabricamos en la Tierra.
  • Es pues, necesario, seleccionar nuestros futuros para poder actualizar buenos potenciales.
  • Cada una de las ansias de nuestro doble, o de sus preguntas, nos crea intuiciones que nos empujan a actuar en nuestro presente e instintos que permiten sobrevivir a nuestro cuerpo.
  • Intuiciones espirituales o instintos corporales son las dos caras de nuestro organismo corpuscular y ondulatorio.
  • Con nuestro pasado nos dirigimos a “dos”, ello nos tranquiliza y nos da seguridad.
  • Nuestro futuro evoluciona en un tiempo tan acelerado que se vuelve oscuro.


El mecanismo de los intercambios de informaciones:

Nuestro cuerpo físico debería servir de trampolín a nuestro doble para permitirle ir a nuestras aperturas temporales con el fín de arreglar nuestros futuros potenciales que nuestros pensamientos fabrican y alimentan.

  • 1º. En el sueño paradoxal –sueño profundo- nuestro cuerpo energético toma el lugar del de nuestro doble que viene a nuestro organismo para asegurarle la supervivencia y conocer así nuestros problemas.
  • Este intercambio nos permite volver a encontrar nuestras preguntas del pasado.
  • 2º. El cuerpo energético de nuestro doble toma el lugar del de un desconocido del futuro el cual viene a nuestro organismo para seguir asegurando su supervivencia.  (69)
  • Al no ser dueño de nuestro tiempo, este último no puede moverlo, se mantiene inmóvil. Sólo circulan las informaciones.
  • El sueño paradoxal tiene una duración media de 90  min.

Respuestas del futuro:

El futuro proporciona respuestas del futuro a las preguntas del pasado que nos incumben.
En nuestro presente, nuestro organismo lo siente inmediatamente. Nuestras células inútiles o peligrosas se suicidan: están programadas así. El equilibrio corporal se restablece.

Un solo intercambio de información con nuestro doble puede ser suficiente para recobrar la forma. Este equilibrio recobrado rápidamente, a veces, instantáneamente, da la impresión de una curación milagrosa. Se trata sencillamente de la actualización en nuestro presente, de un potencial ya existente en nuestro futuro.

  • Todo depende pues, de nuestro modo de vida y de nuestros pensamientos que crean el conjunto de nuestras posibilidades de futuro y eso durante los 25.000 años de nuestro desdoblamiento actual.
  • Las informaciones de nuestro doble son siempre las correctas.
  • Cuando le damos las gracias, él entiende que vamos por el buen camino y no duda en seguir adelante con lo que ha empezado, en función de las informaciones que recibe de su pasado.
  • Siendo sinceros con nosotros mismos, es como le llega la información correcta.
  • Es preciso primeramente conocernos y equilibrarnos nosotros y como consecuencia de ello el mundo también cambiará.
  • La búsqueda de un equilibrio individual, llevada a cabo con rigor científico, mejora obligatoriamente el equilibrio planetario.
  • Quejarse o lamentarse crean inmediatamente en el futuro algo del que poder quejarse o lamentarse. Y a la vez, nos volvemos responsables de aquél que, una vez actualizado este futuro, se queja y se lamenta.
  • Peligro: los mensajes subliminales.

Expulsar a los demonios. Parasitajes:

  • Se trata de intercambios permanentes de informaciones que la persona ya no puede controlar.
  • “Parasitaje esquizofrénico”: escuchamos pensamientos que ya no son los nuestros y mucho menos los de nuestros dobles.

Importante:

  • Aquél que se mantiene en contacto con su doble vive tranquilo de cara al futuro.
  • Cosecha solo las informaciones capaces de crear y de recibir las mejores posibilidades futuras individuales.
  • Equilibrándose de esta manera, equilibrará al planeta, cuyo futuro potencial colectivo mejorará poco a  poco.
  • Es necesario conocer el mecanismo de los intercambios de información en las aperturas temporales.
  • Es necesario cambiar nuestro futuro modificando nuestros proyectos.
  • Solo nuestro doble es capaz de volvernos a dar las ideas que eran las nuestras cuando nacimos. Con esta conciencia inicial podemos entender el objetivo de nuestra encarnación.

El control del adormecimiento y de los intercambios:

  • 1º Tomar conciencia de nuestros problemas: Es importante proporcionar a nuestro cuerpo físico las indicaciones necesarias, que serán descodificadas en el momento del intercambio por nuestro doble y por los cuerpos energéticos que vendrán a nosotros.  
  • Es el agua de nuestro cuerpo la que almacena y restituye las informaciones.
  • Si pedimos a nuestro doble que resuelva nuestros problemas y clasifique las soluciones, lo atraeremos hacia nosotros y nuestros sueños serán benéficos siempre que aceptemos su solución con una confianza absoluta y en la certeza del mejor futuro posible.
  • Se trata de esperar la respuesta con impaciencia.
  • Nuestras preguntas atraen a una persona importante: Nuestro doble es más poderoso que los más poderosos de la tierra, puesto que él es nuestra parcela creativa, esta imagen luminosa que el Creador quería de nosotros en el futuro antes de nuestra evasión en las tinieblas.
  • La certeza de un resultado, ya crea el resultado en el futuro, pero antes de actualizarlo en el presente, es mejor dejar que la otra parte de nosotros compruebe la utilidad y beneficio para el prójimo.
  • Nuestra confianza absoluta permite a nuestro doble actualizar el futuro que permite confortar esta confianza. Nuestra certeza de un resultado le permite elegir un futuro conforme a esta certeza.
  • La mejor forma de quedarnos dormidos es pedir a nuestro doble que nos envíe el mejor futuro que hemos podido crear: ¡Que se haga tu voluntad!
  • El dejar a nuestro doble nuestro lugar de director de orquesta nos adormece más rápidamente que nuestros deseos o proyectos.

Los obstáculos:

  • La Voluntad: La voluntad de nuestro doble solo se puede expresar si nosotros renunciamos a la nuestra.
  • La Duda: presupone que nosotros somos los únicos capaces de encontrar la mejor solución a nuestros problemas.
  • El Miedo: expresa nuestra dificultad en aceptar la posible solución preconizada por nuestro doble.

En todo caso:

  • Cualquier pensamiento crea un futuro que nos atrae inmediatamente. Esta atracción es una energía.
  • Un intercambio con nuestro doble es la consecuencia de fuerzas antigravitacionales que nosotros debemos poner en marcha. Esta energía es extraordinaria.
  • Por lo tanto, un cambio de pensamiento, en un momento dado, puede cambiar nuestra vida.
  • Importante: Decir a tu doble que te resuelva el problema de la mejor manera posible.

El borrado de los pecados:

  • Aquél que puede ver un futuro peligroso y suprimirlo se vuelve un excelente terapeuta. El final de los tiempos permite esta hazaña que sólo Jesús podía realizar hace dos mil años.
  • Podemos pensar que cuanto menos sabemos más nos podemos apoyar, con toda confianza, en nuestro doble.
  • El final de un ciclo solar y el de nuestro desdoblamiento, que depende de ello, nos permite mover montañas.
  • Por ello es importante seguir la guía de nuestro doble.
  • La era de acuario que finaliza el desdoblamiento de los tiempos prodiga cada vez un soplo de inmortalidad sobre nuestras cabezas para que podamos rehacer nuestra unidad.
  
Hemos de saber que:

·        Un mundo imperceptible transmite informaciones capitales durante nuestro sueño.
·        Ora = arO (fórmula antigua del desdoblamiento del tiempo). Así arO significa crecer en el futuro y Ora significa la división del tiempo. En hebreo “aOr” significa la luz creadora. En egipcio el dios Ra (el Sol) que unía al pueblo con el ojo solar, fuente de vida.
·        En este mismo momento un enviado del Creador explora el futuro para guiarnos. Él conoce la ley de Oura. Él mismo es el enviado (èl, èlohim o elos) de esta ley, dicho de otra manera Oura-èl. Ouriel, es por tradición, el ángel procedente de los tártaros infernales. Desdoblado del Creador recupera las energías perdidas en las aperturas temporales más lejanas en el momento en que el Apocalipsis abre nuestras siete esclusas del tiempo.
·        Es urgente dar marcha atrás antes de que el final de los tiempos haga incontrolables nuestras aperturas temporales que la puerta del futuro se abre antes que la del pasado. (Padecemos los problemas que hemos creado antes de tener una solución)
·        Es mejor crear lo que sea compatible con nuestros dobles. Solo ellos podrán abrirnos la puerta del  Creador.

  
Conclusión:

  • Nuestra encarnación en la tierra tiene como único objetivo permitir a nuestro “doble” arreglar los futuros que  hemos perturbado.
  • Le servimos de trampolín hacia el futuro que podemos construir según sus consejos.
  • El Apocalipsis vuelve a encontrar, así, su sentido etimiológico de “descubrimiento maravilloso de lo escondido”.
  • Y el planeta solo actualizará futuros buenos para todos.
  • Este otro “yo”, es lo que nuestros antepasados llamaban doble, Anguellos o gemelo, sabiendo perfectamente que su rol era ser nuestro “mensajero del tiempo” y no ese ángel destrozado por un esoterismo mal entendido.
  • Si cambiamos nuestros deseos y nuestro comportamiento, cambiamos nuestro futuro, beneficiándose así de otros potenciales que estabilizarán nuestro mundo.
  • Dejemos que nuestros dobles vuelvan a poner orden.
  • Antes del final de los siete tiempos, seguimos siendo los dueños de nuestras aperturas temporales y de nuestro porvenir.
  • Basta con acostarse y “saber dormirse”. Así recuperamos nuestros propios pensamientos y vivimos en función de nuestros deseos iniciales.
  • Encontrar las preguntas que eran nuestras antes de nacer es lo más importante.
  • Encontrar el equilibrio consiste en hacer compatible el futuro más lejano con el pasado más lejano, siendo, como decían nuestros antepasados el centro mu (mésos o mesías), entre el alfa y el omega de nuestro desdoblamiento.
  • Jesús intentó esto último al principio de nuestra era. Nos anunció su retorno y, para probarnos que conocía la ley de los tiempos resucitó un cuerpo al tercer día y durante 40 días. (los días que necesita nuestro doble para encontrar respuestas en las 12 casas zodiacales 3 días en cada casa. 3 x 12 = 36 + 3 días de conclusión).
  • Para que pueda regresar, hace falta que un doble esté en relación con el suyo.
  • Esto quiere decir que uno de nosotros debe estar en armonía de pensamiento con todos aquéllos que, como él y tantos otros profetas, Buda, Lao-Tse, Zoroastro, Mahoma y otros menos conocidos, nos han dejado el mismo mensaje.
  • Éste es de sencillez evangélica: “¡No pienses en hacer al prójimo lo que no quisieras que él pensara en hacerte a ti!”.
  • Esta es la única manera de hacer que nuestros futuros potenciales sean buenos y utilizables por la colectividad.

  • Todo este descubrimiento científico tiene como objetivo ayudarnos a solucionar nuestros problemas sin responsabilizar a nadie que no seamos nosotros mismos. A nosotros nos corresponde decir si hemos logrado nuestro objetivo, pero sólo después de haber olvidado lo que pensábamos saber (partir de la base de que no sabemos nada). 
Entrevista a Jean-Pierre Garnier Malet, padre de la teoría del desdoblamiento del tiempo, publicada en La Vanguardia.
En Audio: http://www.ivoox.com/desdoblamiento-del-tiempo-audios-mp3_rf_567814...
-- 

1 comentario:

  1. Gracias por tu valiosa información y tu didáctica explicación.
    Me has ayudado mucho.
    Bendita eres (en presente)!!!!

    ResponderEliminar