30/3/11

MEDITACIÓN INDÍGENA NORTE-AMERICANA

MEDITACIÓN INDÍGENA NORTE-AMERICANA

   

O Gran Espítitu

cuya voz escucho en el viento,
cuyo aliento dá vida a todo el mundo,

Escúchame:

Necesito tu fuerza y sabiduría

Déjame caminar en la belleza y
Haz que mis ojos contemplen siempre el rojo y púrpura de la puesta de sol.

Haz que mis manos respeten las cosas que hiciste y que mis oídos se agudizen para escuchar tu voz.

Hazme sabio para que pueda comprender las
cosas que enseñaste a mi pueblo.

Déjame aprender las lecciones que escondiste en cada hoja, en cada piedra.

Busco fuerza para no ser más grande que mi hermano, sino para luchar contra mi mayor enemigo: Yo mismo.

Hazme siempre estar listo para llegar a ti con las manos limpias y  la mirada firme.

A fín de que cuando la vida se apague, como se apaga al Oeste,
Mi espíritu pueda llegar a ti sin sentir vergüenza.


No hay comentarios:

Publicar un comentario